¿Qué es un sistema fotovoltaico?

 

Un sistema fotovoltaico es un conjunto de componentes (paneles solares, inversores, etc.) que interactúan entre sí para suministrar de energía eléctrica.

Los sistemas fotovoltaicos se dividen en dos secciones:

  • Sistemas Autónomos.
  • Sistemas Interconectados a la red de distribución pública.

Sistemas Autónomos: Los sistemas autónomos como su nombre lo indica, son aquellos que proveen de energía eléctrica de forma única.

Este tipo de sistemas es utilizado en lugares donde no se tiene acceso a la red eléctrica pública, es por eso que en una parte de los elementos que constituyen a este tipo de instalaciones se encuentre un acumulador de energía (banco de baterías).

Dentro de los usos más comunes para este tipo de sistemas se encuentran: electrificación rural, sistemas de bombeo de agua y señalización y alumbrado público en carreteras.

Sistemas Interconectados: tienen como principal objetivo generar energía eléctrica para abastecer los consumos del día de algún hogar o establecimiento. Cuando la energía no es utilizada, se re direcciona  a la red de distribución con la finalidad de que exista una equidad entre la inyección de energía y los consumos nocturnos. De esta manera ver reflejado el beneficio en la reducción de los costos en las facturaciones emitidas por la compañía encargada del suministro eléctrico.

Ventajas:

  • Energía limpia, inagotable y silenciosa.whatsapp-image-2016-11-16-at-16-24-58
  • Fácil mantenimiento
  • Sin partes móviles
  • Instalación modular o centralizada

Desventajas:

  • En sistemas autónomos el almacenamiento de energía es muy costoso.
  • En sistemas con inversores centralizados limpieza requerida.
  • Producción dependiente de las variables climatológica.