Orientación e Inclinación

Orientación e inclinación

Como ya habrán leído en las demás entradas de la WikiSolar, cada componente dentro de un sistema es de suma importancia, por más minúsculo que sea el detalle. Precisamente, son los detalles los que marcan la diferencia en el funcionamiento y rendimiento del sistema, así como lo son la orientación e inclinación.

Un sistema fotovoltaico no se instala en el techo porque sí, la razón principal (claro está) es la exposición que tiene hacia el Sol. Estando en el techo evitaría cualquier tipo de sombre que pueda proyectar la casa caiga directamente en los paneles disminuyendo el rendimiento del sistema. Claro que no se descarta la presencia de árboles u algún otro objeto que proyecte sombra y para eso se hace un estudio previo de la localización.

Ahora, la orientación e inclinación son variables indeterminadas que varían según el lugar y la estación del año (verano e invierno). Tomemos como ejemplo al estado de Querétaro, México.

En Querétaro, los sistemas se instalan a 20° grados hacia el Sur. Para recordar, el Sol sale por el Este y se mete por el Oeste, dependiendo de la estación (verano o invierno) la altura estará aproximadamente un poco más de 90° (verano) y en invierno cercano a los 45° grados. (Ver Ejemplo 1). Entonces,
la ubicación del sistema fotovoltaico (20° grados hacia el Sur)  será un factor clave para que los paneles absorban la mayor cantidad de rayos solares posible.

Ejemplo Sol1

 

 

IMPORTANTE: 20° grados hacia el Sur SOLO es la medida del estado de Querétaro, México. Para saber dónde posicionar un sistema en el lugar en donde vive, consulte a un
especialista 😉