El cableado

A simple vista, lo primero que vemos en una instalación fotovoltaica son los paneles. Claro, es el elemento principal para el funcionamiento del sistema, pero existen otros componentes que son igual de importantes para el funcionamiento adecuado del sistema, como lo es el cableado, que va debajo de los paneles.

La cantidad de cable utilizado en una instalación dependerá directamente de las especificaciones proporcionadas por el diagnóstico previo,por lo que siempre      se dará un aproximado.

Entre los cables utilizados en las instalaciones podrán encontrar los siguientes:

  • Cable THW (Cable con aislamiento termoplástico resistente al calor y al agua, por sus siglas en inglés) está hecho de cobre y es común en instalaciones eléctricas, resiste hasta 600 V y 75°C. (Para los que no lo sepan, el cobre es el segundo mejor conductor eléctrico después de la plata, con la ventaja de ser más económico con respecto a la plata).

 

  • Cable XHHW (Cable con aislamiento de polietileno de cadena cruzada resisten al calor y agua, por sus siglas en inglés) de temple suave de cobre o aluminio suave, resiste hasta 600 V, y a diferencia del THW, resiste temperaturas más altas de hasta 90°. (Es más económico que el cobre).

 Distintos Calibres

Probablemente te estés preguntado porque la diferencia de calibres de los cables, y es que el grosor va a depender del número de paneles que haya en la instalación. Básicamente, mientras más paneles tenga una instalación, más corriente habrá y el cable será más grueso para que la corriente pueda pasar.

Cabe recordar que Corriente y Voltaje son términos distintos, y pesar de que en las especificaciones  se observa que los cables aguantan un voltaje sumamente alto, cada calibre es distinto por la resistencia que tiene para soportar una corriente en específico.