El calor y los inversores

Parece ilógico que los inversores no puedan trabajar a temperaturas altas cuando algunos (como los microinversores) están montados junto a los paneles. Si la sombra no los cubriera, no habría manera de que trabajaran correctamente. Cabe recordar que dentro de los componentes que hay en  un inversor, se encuentran los semiconductores, que a pesar de perder eficiencia al sobrecalentarse son resistentes al calor (hasta cierto punto).

El proceso de conversión de corriente directa a corriente alterna, genera calor dentro del inversor, es por eso que cuenta con algún disipador o ventilador que ayude a mantener la temperatura lo más estable posible. Sin embargo, la generación constante de calor hará que otros componentes como el aislamiento, las soldaduras y el metal empiecen a debilitarse.

Además de contar con ventiladores o disipadores de calor para mantener las temperaturas bajas, el inversor está programado para disminuir su poder (rendimiento) a partir de los 45° Celsius (ver ejemplo 1)

Foto de rendimiento de inversor

(Ejemplo 1)

Aquí te dejamos algunos puntos a considerar para evitar el sobrecalentamiento de los inversores y la perdida de rendimiento a la hora de la instalación:

  • Procura que la instalación de los inversores sean en lugares frescos
  • No expongas los inversores a la luz del sol directa (Asegúrate que haya sombra disponible para su instalación)
  • Lugares donde haya suficiente espacio y aire para la ventilación
  • Trata de dejar un espacio considerable entre cada inversor para que no circule el aire caliente disipado entre ellos.

226602_479233442172132_792937160_n