Las segundas oportunidades brillan más

Podría sonar algo extraño creer que un pandillero de Los Ángeles, California, sea ahora director del proyecto solar de Homeboy Industries, una empresa dedicada a la reinserción de pandilleros o ex convictos a la sociedad, pero David Andrade lleva 4 años metido en el mundo de la energía solar fotovoltaica.   

Después de años verdaderamente tormentosos en su juventud, una condena de 60 años pudo acabar con su vida, pero su cambio de actitud y esfuerzo por mejorar lograron que saliera a los 10. Al salir se percató de que había vecindarios de la ciudad dónde los techos estaban cubiertos por paneles (En ese momento no sabía sobre la existencia de estos) por lo que le llamó la atención. Justo al llegar a Homeboy Industries, lo metieron al programa de Energía Solar Fotovoltaica y fue el más alto de su clase al final del programa de capacitación. Hoy en día David Andrade vive del presente y futuro, su pasado no es más que una vieja memoria escondida en lo más recóndito de su cabeza, y que probablemente nunca tenga la fortuna de ver la luz del día.

Hemos escrito miles de veces sobre el impacto positivo que tiene ha tenido la energía solar fotovoltaica en la industria, pero creemos que el impacto en la sociedad y en el medio ambiente ha causado un impacto mayor y seguirá haciéndolo por muchos años más.

Fuente: DW

Foto: DW

2017-09-12T13:08:32+00:00

Leave A Comment