A como de lugar

Los últimos días han sido un tanto irreales, y es que al fin el actual presidente de E.E.U.U. firmó una orden ejecutiva con la que acaba con todos los planes contra el cambio climático del antiguo gobierno de Barack Obama. La decisión es sustentada por el principal argumento de “la generación de nuevos empleos”, poniendo al carbón como el inicio de una “nueva revolución energética”.  Al parecer, quiere regresar a los Estados Unidos a potencia mundial cueste lo que cueste; el futuro de la humanidad le es irrelevante.

Más de lo mismo: “E.E.U.U será rico otra vez, volverá a tener sueños y tendremos más trabajos”, claro todo a costa de acabar con el mundo lo más rápido posible. Parece ridículo que el presidente Trump y su gabinete (a excepción de algunos que han dado indicios de una opinión contraria) realmente crean que todos es una farsa. La EPA (Agencia de Protección Ambiental por sus siglas en inglés) es la que más corre peligro en estos momentos aunque todo sigue en pie. (Al menos la página web no ha sido borrada).

Evidentemente, la disolución de las políticas y departamentos son por cuestión de interés personal (parece que todo va a beneficiar estados gobernados por republicanos y su propio bolsillo), creo que es inútil tocar el punto de en qué le beneficia acabar con el mundo; está acabando con su propia vida.   

Fuente: Excelsior

Foto: CNN

2017-07-24T09:57:39+00:00