¿Vale la pena el riesgo?

Han pasado 31 años desde una de las catástrofes medioambientales  más importantes de la historia, el accidente de la central nuclear de Chernóbil, Ucrania. Para los que no sepan, aún después del accidente la central nuclear siguió en funcionamiento durante 14 años más debido a la alta demanda energética del país. Ahora después de tantos años, la radiación ha bajado, pero la estancia sigue siendo peligrosa en el lugar. Pero ni un accidente nuclear ha parado al mundo por cambiar a las energías renovables.

La semana pasada el ministro de ecología y recursos naturales de Ucrania, Ostap Semerak, dio a conocer que han llegado consultas de empresas internacionales  para levantar parques de energía fotovoltaica en el lugar que hasta la fecha ocupa la central nuclear de Chernóbil. Realmente, China fue la primera en proponer el proyecto el pasado noviembre, pero hasta hoy se dio a conocer la participación de otras empresas. Entre los 2 proyectos más grandes que se presentaron, está el de la firma china GCL System Integration, de 1 gigawatt (sería realizado por etapas)  y una firma alemana desconocida, de 500 megawatts.

Realmente la preocupación viene por parte del EBRD (Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, por sus siglas en inglés), que aún consideran peligrosa las labores de construcción en la central nuclear y sus alrededores. “Además, habrá que ver si los proyectos son viables para la satisfacción del banco”, dijo el vocero de la institución.

Hay que considerar si vale la pena el riesgo ya que para proyectos tan grandes, el personal es esencial para su funcionamiento, por cualquier cosa que pueda fallar.

2017-07-24T09:57:40+00:00

Leave A Comment