Misión: Estación Solar.

A primera vista, cualquiera diría que es producto de una película de ciencia ficción del señor Steven Spielberg o  el aclamado Ridley Scott, pero es una idea que lleva años en desarrollo.

Se trata de una estación solar espacial, un proyecto que lleva desde los años 60’s en la mente de los científicos y expertos. (Inclusive hay libros como el de John C. Mankins, The Case of Space Solar Power) que explican esta fascinante idea de tener energía solar SIN obstáculo alguno.

La principal ventaja radica en la recepción directa de rayos solares. La noche sería cosa de Morfeo  y las épocas de lluvia o días nublados quedarían como un vago recuerdo en los libros de energía fotovoltaica. 24/7 (medición en términos terrestres) de rayos solares. La intermitencia dejaría de ser una palabra en el vocabulario y ya no habría por qué preocuparse de que nuestros sistemas dejaran de producir en la noche. Además, los rayos solares ininterrumpidos no serían más intensos que la luz de medio, por lo que pájaros y aviones podrían volar a través de ellos sin problema alguno.

El problema detrás de esta magnífica idea es el costo de $350 millones de dólares, solo en sus fases iniciales. Y en ese precio no está incluido el transporte espacial.  Pero bueno, al menos ya vimos que las películas no son del todo la imaginación de algún loco que sueña con las estrellas.

Fuente: http://www.salon.com/2016/12/04/houston-we-have-power-space-based-solar-power-could-be-the-final-frontier-in-renewable-energy/

2017-07-24T09:57:41+00:00