No todas las noticias son malas…

La sensación de recibir buenas noticias es indescriptible. Pueden cambiar momentos, pueden cambiar días, cambian vidas. Y la verdad es que siempre las hay, pero parece como si nunca llegaran por todos los acontecimientos catastróficos que ha habido en los últimos años. Pero no importa que tan obscura sea la noche, el sol siempre sale por la mañana.

Ya han sido varios años desde que las emisiones mundiales de COempezaron a ser excesivas. El efecto invernadero y el agujero en la capa de ozono, son conceptos que están muy establecidos en nuestro lenguaje hoy en día. La culpa siempre fue atribuida (y aún lo es) a los combustibles y la industria, afortunadamente hay noticias buenas. En la Cumbre del Clima celebrada en Marruecos desde el pasado 7 de noviembre, se presentó un informe donde se expone como la economía mundial ha crecido un 3% desde que las emisiones de CO2 se detuvieron en 2014. ¿Qué quiere decir? Que la economía se ha desligado por completo de las emisiones causadas por los combustibles y la industria.

Los mayores emisores de CO2, Estados Unidos y China, fueron a su vez (de manera sorprendente) los principales causantes de este avance sin precedentes. Todo esto se debe al trabajo que han hecho ambos países por dar prioridad a la inversión en energías renovables. (Algo que se debió de haber hecho aquí en México hace tiempo).

¿No creen que sea hora de hacer un cambio?

Fuente:  http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/11/actualidad/1478869565_743642.html

Foto: AP PHOTO/ALTAF QADRI

2017-07-24T09:57:41+00:00